El diseño y aplicación de simulaciones de negocio constituye nuestra diferenciación más relevante.

Somos líderes en la región en el diseño y uso de simuladores de tablero (“board simulations”).

La capacitación con simuladores o “juego de negocios” físicos permite recrear en sala situaciones comparables con la realidad cotidiana de los participantes.

Los simuladores de negocios, en particular los referidos al funcionamiento integral de un negocio o un proceso crítico, sirven para:

  • Desarrollar visiones globales.
  • Comprender el impacto de sus actividades en los resultados de la empresa.
  • Y, en consecuencia… alinear las acciones de cada persona con los objetivos fijados por la Dirección.

Permite sucesivamente a los participantes:

  • Homogeneizar el lenguaje
  • Desarrollar modelos compartidos de diagnóstico.
  • Definir objetivos para los generadores de resultados.
  • Identificar e implementar acciones de mejora.
  • Evaluar los resultados obtenidos en la ejecución.

En esta metodología el participante no sólo tiene un acceso conceptual a los temas y contenidos de la capacitación, sino que construye su aprendizaje de manera activa en un contexto que emula el escenario de la realidad en la que tendrá que aplicar lo aprendido.
En una simulación típica los participantes se dividen en grupos y cada grupo representa una empresa en competencia con las demás para obtener los mejores resultados.
Esta competencia incentiva la participación y dota de mayor dinamismo la actividad.

La estructura de un curso comprende distintos momentos:

  • Desarrollo de la simulación: análisis de la situación, toma de decisiones y … atenerse a las consecuencias!
  • Debate grupal para compartir vivencias e integrar experiencias.
  • Encuadre conceptual del facilitador para ordenar el proceso y sistematizar los contenidos.
  • Ejercicios y recomendaciones para facilitar la aplicación de lo aprendido.